Make your own free website on Tripod.com
       Basílica de San Carlos Borromeo y María Auxiliadora

 

Historia
Principal Búsqueda Comentarios Links Libro de Visitas

 

S. Carlos Borromeo
María Auxiliadora

Erigida por la orden salesiana para conmemorar las bodas de plata de su misión en Buenos Aires, la basílica de San Carlos Borromeo y María Auxiliadora se eleva por encima del enclave de escuelas de la misma orden entre los cuales se encuentran María Auxiliadora y San Francisco de Sales.

La Basílica mantiene la advocación dada a la capilla original que fuera construida a principios del siglo XIX por un terrateniente portugués, Don Carlos Dos Santos Valente, quien vivió en la zona hasta 1839 cuando decidió vender sus tierras a Julián Almagro, un acaudalado criollo que pronto daría su nombre al barrio, por ese entonces tan solo un caserío rural.

Veinte años después, la capilla de Valente sería demolida para dar paso a una grandiosa iglesia que rendiría tributo ''al Sagrado Corazón de Jesús y María Auxiliadora'', también conocida como ''la Virgen de Don Bosco''. Y fue entonces un salesiano de nombre José Vespignani quien llevaría a cabo el proyecto desde sus comienzos al ponerse en contacto con su hermano Ernesto en Italia para que diseñara los planos de la nueva iglesia. Es así como el 4 de febrero de 1901, Ernesto Vespignani, otro salesiano que se había graduado en arquitectura y posteriormente supervisaría las obras de la Basílica del Santísimo Sacramento en Retiro llegó a Buenos Aires para construir una iglesia ''de estilo neo-románico lombardo''(sic).

El mismísimo León XIII bendijo la piedra fundamental y apadrinó la Basílica por ese entonces iglesia junto con el presidente de la Nación, Julio A. Roca el 24 de junio de 1900. En 1903 los salesianos encargan una imagen de María Auxiliadora bendecida por nada más y nada menos que Don Bosco para ser consagrada y entronada en el altar mayor el 24 de mayo 1910, vale decir en la víspera del Centenario. La coronación pontificia de la imagen se produjo exactamente treinta y seis años más tarde.

La basílica, que siempre ha tenido lazos estrechos con el Vaticano, fue agregada a la Basílica de San Pedro y a Santa María Maggiore en Roma entre 1915 y 1924. Para nada resulta sorprendente pues que la iglesia se convirtiera en basílica durante el papado de Pío XII.

San Carlos es una impresionante basílica blanca y roja en su fachada con una torre de dos relojes y un interior espacioso y fastuosamente decorado de dos niveles con toda la exuberancia de su mezcla única de estilos bizantino y neo-románico lombardo: mármoles de todas las gamas imaginables, amplios vitrales y una pequeña miríada de imágenes de santos y beatos sudamericanos se hallan entre sus más destacadas

Fotografías


Principal ] S. Carlos Borromeo ] María Auxiliadora ]

Envíe un email a webmaster con preguntas o comentarios acerca de este sitio web.
Copyright © 2002 Basílica de San Carlos Borromeo y María Auxiliadora
Última modificación: Friday, 25 October 2002